Categoría: Argentina

Roberto Arlt

Roberto Arlt: Las fieras

NO TE diré nunca cómo fui hundiéndome, día tras día, entre los hombres perdidos, ladrones y asesinos y mujeres que ...
Leer Más
Adolfo Bioy Casares

Adolfo Bioy Casares: El calamar opta por su tinta

Más ocurrió en este pueblo en los últimos días que en el resto de su historia. Para medir como corresponde ...
Leer Más
Manuel Mujica Láinez

Manuel Mujica Láinez: La galera

¿Cuántos días, cuántos crueles, torturadores días hace que viajan así, sacudidos, zangoloteados, golpeados sin piedad contra la caja de la ...
Leer Más
Jorge Luis Borges

Jorge Luis Borges: Tlön, Uqbar, Orbis Tertius

I Debo a la conjunción de un espejo y de una enciclopedia el descubrimiento de Uqbar. El espejo inquietaba el ...
Leer Más
Osvaldo Soriano

Osvaldo Soriano: Donde Geneviève y el Flaco Martínez perdieron las ilusiones

En medio de la clase de física, cuando llegaba la primavera y el viento se calmaba y todos dejábamos de ...
Leer Más
Abelardo Castillo

Abelardo Castillo: Patrón

I La vieja Tomasina, la partera se lo dijo, tas preñada, le dijo, y ella sintió un miedo oscuro y ...
Leer Más
Jorge Luis Borges

Jorge Luis Borges: Hombre de la esquina rosada

A Enrique Amorim A mí, tan luego, hablarme del finado Francisco Real. Yo lo conocí, y eso que éstos no ...
Leer Más
Julio Cortázar

Julio Cortázar: Las manos que crecen

Él no había provocado. Cuando Cary dijo: «Eres un cobarde, un canalla, y además un mal poeta», las palabras decidieron ...
Leer Más
Julio Cortázar

Julio Cortázar: Puzzle

A Rufus King Usted había hecho las cosas con tanta limpieza que nadie, ni siquiera el muerto, hubiese podido culparlo ...
Leer Más
Leopoldo Lugones

Leopoldo Lugones: Yzur

Compré el mono en el remate de un circo que había quebrado. La primera vez que se me ocurrió tentar ...
Leer Más
Jorge Luis Borges

Jorge Luis Borges: Los teólogos

Arrasado el jardín, profanados los cálices y las aras, entraron a caballo los hunos en la biblioteca monástica y rompieron ...
Leer Más
Jorge Luis Borges

Jorge Luis Borges: El muerto

Que un hombre del suburbio de Buenos Aires, que un triste compadrito sin más virtud que la infatuación del coraje, ...
Leer Más
Julio Cortázar

Julio Cortázar: Orientación de los gatos

A Juan Soriano Cuando Alana y Osiris me miran no puedo quejarme del menor disimulo, de la menor duplicidad. Me ...
Leer Más
Abelardo Castillo

Abelardo Castillo: Fermín

I Fermín no era mejor que nadie, al contrario, tal vez fuera peor que muchos. No necesitaba estar muy borracho ...
Leer Más