Categoría: Argentina

Julio Cortázar

Julio Cortázar: La noche boca arriba

Y salían en ciertas épocas a cazar enemigos; le llamaban la guerra florida. A mitad del largo zaguán del hotel ...
Leer Más
Leopoldo Lugones

Leopoldo Lugones: La estatua de sal

He aquí cómo refirió el peregrino la verdadera historia del monje Sosistrato: —Quien no ha pasado alguna vez por el ...
Leer Más
Jorge Luis Borges

Jorge Luis Borges: El Sur

El hombre que desembarcó en Buenos Aires en 1871 se llamaba Johannes Dahlmann y era pastor de la Iglesia evangélica; ...
Leer Más
Julio Cortázar

Julio Cortázar: El hijo del vampiro

Probablemente todos los fantasmas sabían que Duggu Van era un vampiro. No le tenían miedo pero le dejaban paso cuando ...
Leer Más
Abelardo Castillo

Abelardo Castillo: La madre de Ernesto

Si Ernesto se enteró de que ella había vuelto (cómo había vuelto), nunca lo supe, pero el caso es que ...
Leer Más
Jorge Luis Borges

Jorge Luis Borges: Emma Zunz

El catorce de enero de 1922, Emma Zunz, al volver de la fábrica de tejidos Tarbuch y Loewenthal, halló en ...
Leer Más
Julio Cortázar

Julio Cortázar: Continuidad de los parques

Había empezado a leer la novela unos días antes. La abandonó por negocios urgentes, volvió a abrirla cuando regresaba en ...
Leer Más
Jorge Luis Borges

Jorge Luis Borges: El Aleph

O God, I could be bounded in a nutshell and count myself a King of infinite space. Hamlet, II, 2 ...
Leer Más
Julio Cortázar

Julio Cortázar: Graffiti

A Antoni Tàpies Tantas cosas que empiezan y acaso acaban como un juego, supongo que te hizo gracia encontrar el ...
Leer Más
Jorge Luis Borges

Jorge Luis Borges: Las ruinas circulares

And if he left off dreaming about you... Through the Looking-Glass, VI Nadie lo vio desembarcar en la unánime noche, ...
Leer Más
Abelardo Castillo

Abelardo Castillo: Conejo

Y cualquiera que escandalizare a uno de estos pequeños que creen en mí, mejor le fuera que se le colgase ...
Leer Más
Haroldo Conti

Haroldo Conti: La balada del álamo Carolina

A mi madre, doña Petrolina Lombardi de Conti, y a la ciudad de Chacabuco, mi pueblo. Ciruelo de mi puerta, ...
Leer Más
Abelardo Castillo

Abelardo Castillo: La mujer de otro

Supongo que siempre lo supe; un día yo iba a terminar llamando a esa puerta. Ese día fue esta noche ...
Leer Más
Luisa Valenzuela

Luisa Valenzuela: Los censores

¡Pobre Juan! Aquel día lo agarraron con la guardia baja y no pudo darse cuenta de que lo que él ...
Leer Más