Seleccionar página
Juan Radrigán: El asesino

Juan Radrigán: El asesino

Susana у Luis, humildes y desesperados, esperan. La Posta es estrecha y limpia, violentamente iluminada: afuera, la noche es negra y fría, otra vez llueve, desde adentro se escucha el desolado sollozar del viento arrastrándose por las calles mojadas: alguien pasa de...
Juan Radrigán: La madre de Juan

Juan Radrigán: La madre de Juan

Día. Don Miguel está sacudiéndoles el polvo a unas revistas, cuando entra la vieja. Una rápida ojeada le basta para calificarla: una pordiosera. —¡No hay plata, no hay plata! —dice entonces, moviendo aparatosamente los brazos. —Caballero —dice ella, como si no le...
Teresa Wilms Montt: Mahmú

Teresa Wilms Montt: Mahmú

Mi muñeca, fea, desgarbada y triste, es una figura soñada bajo la influencia del hachís. Es de esas muñecas, que arrancan de los labios infantiles una risa acariciadora, y el mejor sentimiento de bondad a sus almas puras. Los niños quieren a sus juguetes feos, los...
José Donoso: “China”

José Donoso: “China”

POR un lado, el muro gris de la Universidad. Enfrente, la agitación maloliente de las cocinerías alterna con la tranquilidad de las tiendas de libros de segunda mano y con el bullicio de los establecimientos donde hombres sudorosos horman y planchan, entre estallidos...
Nicomedes Guzmán: La ternura

Nicomedes Guzmán: La ternura

¡HOJALATERIA qué componeee… le!… Rengueando, rengueando, el viejecillo voceaba cansadamente, mirando a todos lados, deseoso de que una seña humana cualquiera le indicara la posibilidad de alguna pequeña ganancia. El ansia ferviente de que siquiera en estas...
Página 1 de 612345...Última »