Aproximación a Casa Tomada de Julio Cortázar: Resumen y análisis del cuento

Julio Cortázar, nacido en Bruselas en 1914 y fallecido en París en 1984, es uno de los pilares fundamentales de la literatura latinoamericana del siglo XX. Su obra, que abarca tanto la narrativa breve como la novela, se caracteriza por su capacidad para fusionar lo real con lo fantástico, creando universos literarios únicos y desafiantes. Como cuentista, Cortázar revolucionó el género, introduciendo estructuras no lineales, juegos lingüísticos y una profunda exploración de la psicología humana.

«Casa Tomada»

Publicado por primera vez en 1947 en la revista Los Anales de Buenos Aires, dirigida por Jorge Luis Borges, «Casa Tomada» se incluyó más tarde en el libro «Bestiario» (1951), la primera colección de cuentos de Cortázar. Esta obra marcó el inicio de una carrera literaria que consolidaría a Cortázar como uno de los cuentistas más destacados de la literatura en español.

Resumen de «Casa Tomada»

El cuento «Casa Tomada» narra la historia de dos hermanos, Irene y el narrador, quienes viven juntos en una gran y antigua casa familiar heredada de sus ancestros. La vida de ambos transcurre en una rutina diaria, donde Irene se dedica a tejer y el narrador se ocupa de las tareas domésticas y de comprar lana para su hermana.

A medida que avanza el relato, una presencia misteriosa e indefinida comienza a «tomar» partes de la casa. Esta entidad, que nunca se describe ni se identifica, obliga a los hermanos a cerrar y abandonar las secciones de la casa que ha ocupado, reduciendo gradualmente el espacio en el que pueden vivir. Cada vez que la presencia se expande, los hermanos se ven forzados a recluirse en áreas más pequeñas, llevando consigo solo lo esencial.

Finalmente, la presencia misteriosa toma toda la casa, obligando a Irene y al narrador a abandonar su hogar. El cuento concluye con los hermanos dejando la casa, y el narrador arrojando la llave a una alcantarilla, para evitar que alguien más entre y se encuentre con la enigmática entidad que ha tomado la residencia.

Breve Análisis de “Casa Tomada”:

«Casa Tomada» es un cuento enigmático, rico en simbolismos y ambigüedades, que ha generado múltiples interpretaciones a lo largo de los años. La «toma» de la casa puede verse como una metáfora del paso del tiempo, que avanza inexorablemente, dejándonos con menos espacio y menos vida. También puede interpretarse como una representación de las tensiones socio-políticas de la época, con la casa simbolizando a Argentina y la entidad misteriosa representando las fuerzas opresivas que la «invaden»; o incluso como una crítica a la aristocracia argentina, que veía cómo sus antiguas mansiones eran «tomadas» por la creciente urbanización y cambio social.

El acto constante de tejer de Irene puede ser visto como una forma de resistencia al cambio, una manera de aferrarse a la rutina y a lo conocido en medio de la incertidumbre. Sin embargo, también puede interpretarse como una crítica a la inercia y al estancamiento, a la incapacidad de enfrentar y adaptarse a las nuevas realidades.

La relación entre los hermanos es otro elemento central del cuento. Su vida en común, marcada por la rutina y el aislamiento, refleja una resistencia a la transformación y al mundo exterior. Esta relación simbiótica puede interpretarse como una crítica a la endogamia y al estancamiento social.

En definitiva, «Casa Tomada» es una obra maestra que invita a múltiples lecturas e interpretaciones. Cortázar, con su característica maestría narrativa, nos presenta un relato que trasciende su contexto y se convierte en una reflexión profunda sobre el tiempo, la memoria, el cambio y la identidad. Es un testimonio del poder del relato breve para capturar la esencia de la condición humana en pocas páginas.

Compartir:

Deja un comentario