CUENTOS Y RELATOS

Lev Tolstói

Lev Tolstói: El viejo caballo

En nuestra finca había un viejo llamado Pimén Timofeich. Había cumplido noventa años. Vivía con un nieto. Estaba encorvado y andaba muy lentamente, apoyándose en un cayado. Tenía la boca desdentada y la cara surcada de arrugas. Le temblaba el labio inferior. Al caminar o al hablar, solía mover los ...
Julio Llamazares

Julio Llamazares: Piloto suicida

Aquella mañana, mientras desayunaba en la cocina de su casa, a las siete y media en punto, igual que de costumbre, Antonio Segura no podía imaginar lo que el destino le tenía reservado en ese día. Era un sábado radiante de verano, los pájaros cantaban detrás de la ventana, en ...
Juan Carlos Onetti

Juan Carlos Onetti: El cerdito

La señora estaba siempre vestida de negro y arrastraba sonriente el reumatismo del dormitorio a la sala. Otras habitaciones no había; pero sí una ventana que daba a un pequeño jardín pardusco. Miró el reloj que le colgaba del pecho y pensó que faltaba más de una hora para que ...
Antón Chéjov

Antón Chéjov: El álbum

El consejero titular Craterof, hombre delgado como la flecha de un campanario, se adelanta, y volviéndose a Imikof le dijo: —¡Excelencia! Conmovidos por la bondad que nos demostró usted durante los años que fue nuestro jefe... —Más de diez años —interrumpe Zakusin. —Más de diez años hemos tenido el honor ...
Clarice Lispector

Clarice Lispector: Felicidad clandestina

Ella era gorda, baja, pecosa y de pelo excesivamente crespo, medio amarillento. Tenía un busto enorme, mientras que todas nosotras todavía éramos chatas. Como si no fuese suficiente, por encima del pecho se llenaba de caramelos los dos bolsillos de la blusa. Pero poseía lo que a cualquier niña devoradora ...
Emilia Pardo Bazán

Emilia Pardo Bazán: La puñalada

Mucho se hablaba en el barrio de la modistilla y el carpintero. Cada domingo se los veía salir juntos, tomar el tranvía, irse de paseo y volver tarde, de bracete, muy pegados, con ese paso ajustado y armonioso que sólo llevan los amantes. Formaban contraste vivo. Ella era una mujercita ...

REFERENCIA (artículos, crónicas, etc.)

Carmen Martín Gaite

Carmen Martín Gaite: La cosecha de la lectura

Para crear una relación personal y profunda entre el lector y el libro, se requiere una actitud de concentración y sosiego que el mundo actual no solamente no favorece sino que intenta desprestigiar como poco rentable. La adición apasionada a la lectura va cayendo cada día más en desuso y ...
Manuel Vicent

Manuel Vicent: El maestro de escuela

El 10 de diciembre de 1957, Albert Camus, al recibir el Premio Nobel, en Estocolmo, dedicó el discurso a su maestro de escuela primaria, el señor Germain, y después de la ceremonia le escribió una carta muy emotiva para expresarle cuánto le debía de ese honor que acababa de recibir ...
Augusto Monterroso

Augusto Monterroso: Los fantasmas de Rulfo

Juan Rulfo nace, al parecer, en Sayula, estado de Jalisco, al parecer en 1918, y entra en la literatura fantástica por un camino propio y singular. En México no hay hombres-lobo, ni seres reconstruidos en una mesa de operaciones, ni vampiros. Pero abundan los fantasmas que se pasean en los ...