Guy de Maupassant

Guy de Maupassant: Nochebuena

—¡La Nochebuena! ¡Ah la Nochebuena! Jamás celebraré yo la Nochebuena... Y Enrique Templier decía esto con una voz tan furiosa como si se le propusiera una infamia. Los otros, riendo, exclamaban: —¿Por qué te encolerizas así? —Porque la Nochebuena me ha jugado la más abominable de las burlas, porque guardo ...
Julio Ramón Ribeyro

Julio Ramón Ribeyro: El primer paso

Danilo pensó que si su madre no hubiera muerto, que si no fuera por esa riña donde perdió los dientes, que si no tuviera un solo terno verde, no tendría que estarse a esa hora en el bar, con el ojo clavado en el reloj de péndulo y el espíritu ...
Richard Matheson

Richard Matheson: Hijo de sangre

Cuando los vecinos de la manzana se enteraron de la composición que había escrito Jules, decidieron definitivamente que el muchacho estaba loco. Hacía tiempo que lo sospechaban. Su mirada inexpresiva hacía estremecer a la gente. Y ese modo de hablar, áspero, gutural, no parecía normal en cuerpo tan frágil. La ...
Stanislaw Lem

Stanislaw Lem: Leyenda de la calculadora que luchó contra el dragón

El rey Poliandro Partobonio, señor de Ciberia, era un gran guerrero. Experto en los más modernos métodos estratégicos, nada le interesaba tanto como la cibernética aplicada a la guerra. Su reino estaba plagado de una multitud de máquinas pensadoras, pues Poliandro las instalaba en todos los lugares donde podía, y ...
Oscar Castro

Oscar Castro: Tierra ajena

LISANDRO Pozo y el campo han sido amigos de siempre. Existe una profunda y clara compenetración entre ellos, que no precisa de palabras para manifestarse. Lisandro “siente” la tierra. La besa con los ojos y con los pies. Cada surco, cada repliegue, cada yuyito humilde que crece condecorando el seno ...
Almudena Grandes

Almudena Grandes: Modelos de mujer

A Juan Vida y a Felipe Benítez Reyes,por ser como los hombres de la vida misma. Cuando descolgué el teléfono para inaugurar una desconcertante mañana de plomo, pintada con esa luz húmeda y gris que tendría que estar prohibida siempre, y más cuando la primavera se prepara ya para desembocar ...
Javier Cercas

Javier Cercas: La amiga de mamá

Hasta donde la memoria me alcanza, Matilde fue siempre la mejor amiga de mamá. De hecho lo fue desde mucho antes de que yo naciera, porque mamá y ella se conocieron en el último año de colegio. Si no me engaño, cuando las dos se casaron su amistad se diluyó ...
Cristina Peri Rossi

Cristina Peri Rossi: El testigo

Me crie entre las amigas de mi madre. No sé cuántas fueron, ni siquiera puedo decir que las recuerdo a todas, pero de algunas no me he olvidado, y, aunque no las haya vuelto a ver, o solo aparezcan por la casa muy esporádicamente, sé quiénes son y les guardo ...
Antón Chéjov

Antón Chéjov: En fiestas

¿Qué hay que escribir? —preguntó Egor, mojando la pluma en la tinta. Hacía ya cuatro años que Vasilisa no había visto a su hija Efimia. Esta, después de la boda se había marchado con su marido a Petersburgo, desde donde envió dos cartas, no volviendo a recibirse más noticia de ...
Silvina Ocampo

Silvina Ocampo: Carta perdida en un cajón

¿Cuánto tiempo hace que no pienso en otra cosa que en ti, imbécil, que te intercalas entre las líneas del libro que leo, dentro de la música que oigo, en el interior de los objetos que miro? No me parece posible que el revestimiento de mi esqueleto sea igual al ...
F. Scott Fitzgerald

F. Scott Fitzgerald: El deseo de Navidad de Pat Hobby

Eran las vísperas de Navidad en los estudios. Hacia las once de la mañana, Santa Claus había llegado trayendo regalos para toda aquella población agitada. A cada cual con arreglo a sus gustos y deseos. Suntuosos presentes de los productores para las estrellas; de los agentes a los productores. Innumerables ...
Robert Graves

Robert Graves: Tregua de navidad

El joven Stan pasó ayer por casa, más o menos a la hora del té; ¿conoce a mi nieto Stan? Está estudiando en una escuela técnica superior, acaba de cumplir los veinte, y es tan listo como lo era su padre a esa edad. Stan está empeñado en ser dibujante ...