Lecturia | Biblioteca de Relatos
Lecturia | Biblioteca de Relatos

Novedades

Te puede interesar

Síguenos en redes sociales

Woody Allen: La puta de Mensa

Cuando se es investigador privado, uno ha de aprender a confiar en sus corazonadas. Por eso en el momento en que un tipo tembloroso como un flan llamado Word Babcok entró en mi oficina y puso las cartas sobre la mesa, debí haber hecho caso del escalofrío glacial que...

leer más

Rubem Fonseca: Paseo nocturno

Llegué a casa con el portafolios lleno de papeles, informes, estudios, investigaciones, propuestas, contratos. Mi mujer, jugando solitario en la cama, un vaso de güisqui en la mesita de noche, dijo, sin quitar los ojos de las cartas, tienes un aire cansado. Los...

leer más

Marguerite Yourcenar: Cómo se salvó Wang-Fô

El anciano pintor Wang-Fô y su discípulo Ling erraban por los caminos del reino de Han. Avanzaban lentamente, pues Wang-Fô se detenía durante la noche a contemplar los astros y durante el día a mirar las libélulas. No iban muy cargados, ya que Wang-Fô amaba la imagen...

leer más

Ana María Matute: Cuaderno para cuentas

Y van a morirse, mudos, sin saber nada. RAFAEL ALBERTI Página uno Este cuaderno es para las cuentas, porque no tiene rayas, que tiene cuadritos, pero no voy a hacer cuentas, va a ser para apuntar la vida, contar por qué he venido aquí, con mi madre. Aquí vivía mi...

leer más

Alexandre Dumas: La bofetada de Carlota Corday

El señor Ledru empezó. —Yo soy —dijo— el hijo del famoso Comus, físico del Rey y de la Reina; mi padre, al que su apodo burlesco ha hecho clasificar entre los prestidigitadores y los charlatanes, era un distinguido sabio de la escuela de Volta, de Galvani y de Mesmer....

leer más

Andrés Caicedo: Infección

Bienaventurados los imbéciles, porque de ellos es el reino de la Tierra. YO El sol. Cómo estar sentado en un parque y no decir nada. La una y media de la tarde. Camino caminas. Caminar con un amigo y mirar a todo el mundo. Cali a estas horas es una ciudad extraña. Por...

leer más

Juan Carlos Onetti: El obstáculo

Se fue deteniendo con lentitud, temeroso de que la cesación brusca de los pasos desequilibrara violentamente el conjunto de ruidos mezclados en el silencio. Silencio y sombras en una franja que corría desde el rugido sordo de la usina iluminada hasta las cuatro...

leer más