Jorge Luis Borges: El inmortal. Resumen y análisis

En «El inmortal», Jorge Luis Borges teje la historia de un romano que descubre un río cuya agua promete la inmortalidad. La travesía lo lleva a confrontar las realidades de una existencia eterna, entretejiendo reflexiones sobre el tiempo, la memoria y el verdadero valor de la vida. Este cuento invita a cuestionar la ambición humana y las consecuencias de nuestros deseos más profundos.

Jorge Luis Borges - El inmortal. Resumen y análisis - Imagen 1 (1)

Advertencia

El resumen y análisis que ofrecemos a continuación es sólo una semblanza y una de las múltiples lecturas posibles que ofrece el texto. De ningún modo pretende sustituir la experiencia de leer la obra en su integridad.

Resumen de El inmortal de Jorge Luis Borges

El inmortal, cuento del escritor argentino Jorge Luis Borges, narra la búsqueda y el hallazgo de un río que otorga la inmortalidad a quien bebe de él. El cuento está estructurado en dos niveles narrativos: el primero es el de un narrador que se refiere a un manuscrito encontrado dentro de un ejemplar de la Ilíada de Pope; el segundo es el del manuscrito, que relata en primera persona la historia de Marco Flaminio Rufo, un tribuno militar romano que se aventura en el desierto para encontrar la Ciudad de los Inmortales.

Marco Flaminio Rufo parte de Tebas, en Egipto, impulsado por el relato de un jinete moribundo que le habla de un río secreto que purifica de la muerte a los hombres y de una ciudad fabulosa que se alza en su margen. Acompañado por doscientos soldados y algunos mercenarios, se adentra en el desierto, donde sufre las inclemencias del clima, las enfermedades, las deserciones y los motines. Finalmente, logra escapar de sus enemigos y llega a un río de aguas arenosas, del que bebe sin saber que es el que buscaba. Cerca del río, hay una aldea de trogloditas, que resultan ser los inmortales. Flaminio los observa con repulsión y curiosidad, y decide explorar la Ciudad de los Inmortales, que se yergue en la otra orilla. Para ello, debe atravesar un laberinto subterráneo, que lo conduce a una ciudad caótica y absurda, cuya arquitectura carece de sentido y propósito. Flaminio se siente horrorizado por esa obra de locura, y logra salir con dificultad. Afuera, lo espera uno de los trogloditas, al que llama Argos, como el perro de Ulises.

Con el tiempo, Flaminio descubre que ese troglodita es Homero, el autor de la Ilíada y la Odisea, y que la inmortalidad es una maldición que anula la memoria, el tiempo y la identidad. Homero le cuenta que la ciudad fue construida por los inmortales como una parodia y un templo de los dioses irracionales que rigen el mundo, y que luego la abandonaron para vivir en las cuevas. También le cuenta que existe otro río que borra la inmortalidad, y que él y otros inmortales se han dispersado por el mundo para encontrarlo. Flaminio y Homero se separan, y Flaminio recorre diversos países y épocas, hasta que un día, en un puerto de Eritrea, bebe de un río que le devuelve la mortalidad.

El manuscrito finaliza con un texto escrito un año después que el original, en el que el narrador explica las aparentes incongruencias que se aprecian en la historia. En este apartado se devela que el autor del manuscrito no es Marco Flaminio Rufo, como se había afirmado antes, sino que quien ha escrito el relato es el propio Homero: «Cuando se acerca el fin, ya no quedan imágenes del recuerdo; sólo quedan palabras. No es extraño que el tiempo haya confundido las que alguna vez me representaron con las que fueron símbolos de la suerte de quien me acompañó tantos siglos. Yo he sido Homero; en breve, seré Nadie, como Ulises; en breve, seré todos: estaré muerto.»

El autor de El inmortal

El cuento El Inmortal fue escrito por Jorge Luis Borges, uno de los escritores más importantes de la literatura argentina y universal del siglo XX. Borges nació en Buenos Aires en 1899 y murió en Ginebra en 1986. Fue poeta, ensayista, traductor, crítico literario y bibliotecario. Cultivó diversos géneros, que a menudo fusionó, como la poesía, el cuento y el ensayo. Su obra se caracteriza por la exploración de temas filosóficos, como el tiempo, el infinito, la memoria, el lenguaje, la identidad y la metaficción. Entre sus libros más conocidos se encuentran Ficciones, El Aleph, El hacedor y El libro de arena. Su influencia se extiende a la literatura fantástica, el realismo mágico, el posestructuralismo y la filosofía.

El cuento El inmortal forma parte del volumen El Aleph, publicado en 1949. Este libro reúne una serie de cuentos conectados por temas comunes, como los sueños, los laberintos, las bibliotecas, los espejos, los autores ficticios y las mitologías. El inmortal reflexiona sobre las paradojas de la inmortalidad y la memoria, y contiene una estructura en abismo, con distintos niveles narrativos. El cuento es una muestra de la erudición y la imaginación de Borges, y de su capacidad para crear mundos fantásticos y alegóricos.

Jorge Luis Borges - El inmortal. Resumen y análisis - Imagen 2

Análisis del cuento El inmortal de Jorge Luis Borges

Personajes de El inmortal

En la estructura narrativa principal del cuento El Inmortal se pueden identificar los siguientes personajes:

Marco Flaminio Rufo: el (supuesto) narrador y protagonista del manuscrito. Es un tribuno militar romano que busca el río de la inmortalidad y la Ciudad de los Inmortales. Bebe del río sin saberlo y se convierte en uno de los inmortales. Vive diversas aventuras a lo largo de los siglos, hasta que recupera la mortalidad al beber de otro río. Es el (supuesto) autor del manuscrito, que termina con la frase: “De nuevo soy mortal, me repetí, de nuevo me parezco a todos los hombres. Esa noche, dormí hasta el amanecer”.

Homero: identificado primero como Argos, es el primer inmortal que establece contacto Marco Flaminio Rufo y quien (supuestamente) le cuenta la historia de la Ciudad de los Inmortales. Es un personaje ambiguo, porque si bien aparentemente tiene una participación limitada, al final del cuento se devela que podría ser él el autor del manuscrito que originalmente se atribuye a Flaminio.

El jinete moribundo: un hombre que le cuenta a Flaminio la existencia del río y la ciudad antes de morir. No se revela su nombre ni su origen. Es el detonante de la búsqueda de Flaminio.

Los soldados y mercenarios: los hombres que acompañan a Flaminio en su expedición por el desierto. Son doscientos soldados romanos y algunos mercenarios de diversas nacionalidades. Mueren o desertan durante el viaje, dejando a Flaminio solo.

Los trogloditas: los habitantes de la aldea cercana al río. Son los inmortales, que han degenerado en seres brutales y repulsivos. No tienen memoria ni lenguaje. Flaminio los observa con horror y curiosidad.

El escenario en que se desarrolla la historia

La historia de Homero y de Marco Flaminio Rufo se desarrolla en los siguientes escenarios:

El desierto: es el escenario del inicio del segundo nivel narrativo, donde Flaminio parte de Tebas en busca del río y la ciudad. Se trata de un desierto árido y hostil, que representa el desafío, el peligro y la soledad. Es un espacio que pone a prueba la voluntad, la resistencia y la fe de Flaminio.

El río: es el escenario del hallazgo del río de la inmortalidad, donde Flaminio bebe sin saberlo y se convierte en uno de los inmortales. Se trata de un río de aguas arenosas, que fluye en medio del desierto. Es un espacio que simboliza el misterio, la tentación y la transformación. Es un espacio que cambia el destino de Flaminio.

La aldea: es el escenario del encuentro con los trogloditas, que son los inmortales. Se trata de una aldea de cuevas, donde viven los seres más miserables y repugnantes que Flaminio ha visto. Es un espacio que simboliza la degradación, la barbarie y el olvido. Es un espacio que muestra el horror de la inmortalidad.

La Ciudad de los Inmortales: es el escenario de la exploración de la ciudad fabulosa, donde Flaminio se adentra en un laberinto subterráneo y sale a una ciudad caótica y absurda. Se trata de una ciudad construida por los inmortales como una parodia y un templo de los dioses irracionales. Es un espacio que simboliza la locura, la anarquía y la blasfemia. Es un espacio que revela el sinsentido de la inmortalidad.

El mundo: es el escenario del final del segundo nivel narrativo, donde Flaminio recorre diversos países y épocas, hasta que recupera la mortalidad al beber de otro río. Se trata de un escenario variado y cambiante, que representa la diversidad, la historia y la vida. Es un escenario que le permite a Flaminio recuperar su humanidad.

El puerto de Eritrea: es el escenario del final del manuscrito, donde Flaminio bebe del río que le devuelve la mortalidad. Es un espacio que simboliza el renacimiento, el viaje y el regreso. Es un espacio que cierra el ciclo de Flaminio.

El narrador en El inmortal

El relato tiene dos narradores diferentes, en tanto se trata de una historia contada dentro de otra historia:

El narrador del primer nivel, que se refiere al manuscrito encontrado dentro de un ejemplar de la Ilíada de Pope, en la biblioteca de la princesa de Lucinge. Este narrador es externo, es decir, no participa en la acción, y omnisciente, es decir, sabe todo lo que ocurre. Su función es presentar el manuscrito al lector y darle algunas pistas sobre su origen y su valor. Su tono es el de un erudito que se sorprende por un hallazgo extraordinario.

El narrador del segundo nivel, que es el que escribe el manuscrito y cuenta su historia como inmortal. Este narrador es interno, es decir, es el protagonista de la acción, y personal, es decir, narra en primera persona. Su función es relatar su búsqueda y su hallazgo del río y la ciudad, y sus experiencias como inmortal. Su tono es el de un aventurero que se enfrenta a lo desconocido y a lo maravilloso.

Principales temas que desarrolla Borges en El inmortal

La inmortalidad: el cuento explora las paradojas y las consecuencias de la inmortalidad, que se presenta como una maldición y no como un don. La inmortalidad implica la pérdida de la memoria, el tiempo, la identidad, el sentido y el valor de la vida. Los inmortales se convierten en seres miserables, brutales y olvidados, que viven en un mundo caótico y absurdo. La inmortalidad es una forma de muerte, y la mortalidad es una forma de vida. El cuento cuestiona la idea de que la inmortalidad es un ideal o un deseo humano, y propone que la finitud es una condición esencial de la existencia.

La memoria: el cuento reflexiona sobre la relación entre la memoria y la identidad, y sobre cómo la memoria se ve afectada por la inmortalidad y el olvido. La memoria es lo que permite construir y mantener una identidad personal y colectiva, una historia y una cultura. La memoria es lo que da sentido y valor a la vida. Sin embargo, la memoria también es frágil, falible y selectiva. La memoria puede ser borrada, alterada o mezclada por el tiempo, el espacio, el lenguaje y la literatura. La memoria es lo que hace posible y también imposible la literatura.

Tono y ritmo de la narración

El tono de «El inmortal» de Jorge Luis Borges es reflexivo y filosófico, imbuido de una profunda contemplación sobre la naturaleza de la inmortalidad y la humanidad. La narración se mueve entre episodios de aventura y momentos de introspección, creando un contrapunto entre la acción y la reflexión. Borges utiliza un lenguaje cuidadosamente seleccionado y referencias culturales eruditas que enriquecen la textura del relato y reflejan su vasto conocimiento de la literatura y la historia.

El ritmo de la obra varía, alternando entre pasajes detallados y descriptivos que ralentizan la narración para permitir la reflexión, y segmentos de acción que la impulsan hacia adelante. Esta alternancia contribuye a un ritmo que captura la eternidad y la fugacidad, reflejando los temas centrales de la obra. La estructura de la narración, que incluye historias dentro de historias, añade una complejidad que desafía la linealidad del tiempo, apropiada para una historia que explora la inmortalidad.

Técnicas literarias que emplea Jorge Luis Borges para contar la historia

El autor emplea varias técnicas literarias para contar la historia de El inmortal, un relato fantástico que narra la búsqueda y el hallazgo de una ciudad habitada por seres que no pueden morir. Algunas de estas técnicas son:

La intertextualidad: El autor se inspira en obras clásicas como la Ilíada y la Odisea, y las cita explícitamente en el texto. También hace referencia a otros autores y obras, como Plinio, Descartes, Pope, Vico, etc. Estas alusiones culturales le dan al relato un tono erudito y sugieren una continuidad entre la tradición literaria y la invención del autor.

La metaficción: El autor juega con la idea de que el relato es un manuscrito encontrado por un anticuario, que a su vez lo atribuye a otro personaje, el inmortal Homero. Así, el autor crea varios niveles de ficción dentro de la ficción, y cuestiona la autoría, la veracidad y la originalidad de su obra. También introduce comentarios y posdatas que rompen la ilusión narrativa y reflexionan sobre el proceso de escritura y lectura.

La paradoja: El autor explora las contradicciones y los absurdos que implica la inmortalidad, tanto desde el punto de vista lógico como existencial. Por ejemplo, plantea que los inmortales no tienen memoria, ni identidad, ni sentido de la realidad, y que viven en una ciudad caótica y laberíntica, que es una parodia de la civilización. También sugiere que la inmortalidad es una maldición, y que la muerte es una bendición.

Influencia del contexto histórico y cultural

«El inmortal» de Jorge Luis Borges se inscribe en un contexto histórico y cultural de mediados del siglo XX caracterizado por la exploración de temas filosóficos profundos, la reconsideración de la narrativa y la historia, y una fascinación por los mitos, lo eterno y lo infinito. Borges, un erudito en literatura, historia y filosofía, utiliza estos temas para explorar la naturaleza de la inmortalidad y la identidad.

La historia se ambienta inicialmente en la Londres de 1929, un período entre guerras mundiales donde prevalecía una sensación de desilusión y cuestionamiento de los valores tradicionales. Esta época también marcó el auge de movimientos literarios que buscaban nuevas formas de expresión y exploraban temas existenciales, algo evidente en la obra de Borges.

El relato también se sumerge en la antigüedad clásica y en referencias literarias e históricas, desde Diocleciano hasta la Ilíada de Homero, reflejando la profunda intertextualidad borgiana. Este recurso no solo enriquece la narrativa, sino que también cuestiona la linealidad del tiempo y la autoría en la literatura, temas recurrentes en la obra de Borges.

El contexto cultural de Borges, influenciado por el surrealismo y el ultraísmo, así como su interés en las filosofías orientales y la cábala, impregnan la obra de un aire de misticismo y de búsqueda de un conocimiento trascendental. «El inmortal» puede verse como una meditación sobre los límites del conocimiento humano y la búsqueda incesante de significado en un universo aparentemente indiferente.

La inmortalidad, tema central del cuento, es abordada no como un don deseable, sino como una maldición que conduce al aburrimiento, la indiferencia y la pérdida de la humanidad. Esto refleja preocupaciones filosóficas profundas sobre el valor de la vida, la muerte y lo que significa ser humano, temas que resonaban en el contexto cultural de mediados del siglo XX, marcado por la incertidumbre y el cuestionamiento existencial.

Jorge Luis Borges - El inmortal. Resumen y análisis - Imagen 3

Conclusión general sobre el cuento El inmortal de Jorge Luis Borges

El inmortal es un cuento de Jorge Luis Borges que plantea una reflexión sobre la inmortalidad, la memoria y la literatura, a través de la historia de un hombre que busca y encuentra un río que le otorga la vida eterna, y una ciudad habitada por seres que no pueden morir. El cuento se basa en una estructura compleja y original, que combina dos niveles narrativos, que se corresponden con dos narradores, dos géneros y dos estilos diferentes. El primer nivel es el de un narrador omnisciente que encuentra un manuscrito dentro de un ejemplar de la Ilíada de Pope, y que lo transcribe y lo presenta al lector. Este nivel tiene un tono erudito y un género ensayístico, que introduce el tema de la intertextualidad y la metaficción. El segundo nivel es el del manuscrito, que narra en primera persona la historia de Marco Flaminio Rufo, un tribuno romano que se aventura en el desierto para encontrar el río y la ciudad, y que se convierte en uno de los inmortales. Este nivel tiene un tono aventurero y un género fantástico, que introduce el tema de la inmortalidad y la memoria. Al correr el texto, el autor nos devela que este personaje, en realidad es Homero, el autor de la Odisea y que el manuscrito corresponde a sus memorias.

El cuento se caracteriza por su riqueza temática y cultural, que refleja la erudición y la imaginación de Borges. El autor explora las paradojas y las consecuencias de la inmortalidad, que se presenta como una maldición y no como un don. La inmortalidad implica la pérdida de la memoria, el tiempo, la identidad, el sentido y el valor de la vida. Los inmortales se convierten en seres miserables, brutales y olvidados, que viven en un mundo caótico y absurdo. La inmortalidad es una forma de muerte, y la mortalidad es una forma de vida. El autor cuestiona la idea de que la inmortalidad es un ideal o un deseo humano, y propone que la finitud es una condición esencial de la existencia. El autor también reflexiona sobre la relación entre la memoria y la identidad, y sobre cómo la memoria se ve afectada por la inmortalidad y el olvido. La memoria es lo que permite construir y mantener una identidad personal y colectiva, una historia y una cultura. La memoria es lo que da sentido y valor a la vida. Sin embargo, la memoria también es frágil, falible y selectiva. La memoria puede ser borrada, alterada o mezclada por el tiempo, el espacio, el lenguaje y la literatura. La memoria es lo que hace posible y también imposible la literatura.

Este cuento es recomendable para lectores que disfrutan de la literatura que combina narrativas complejas con reflexiones filosóficas. Aquellos interesados en la metaficción, la intertextualidad y los temas existenciales encontrarán en «El inmortal» una obra rica y desafiante. Es ideal para quienes buscan en la literatura no solo entretenimiento, sino también la oportunidad de reflexionar sobre preguntas fundamentales de la vida, la muerte y lo que significa ser eterno.

Jorge Luis Borges - El inmortal. Resumen y análisis - Imagen 1 (1)
  • Autor: Jorge Luis Borges
  • Título: El inmortal
  • Título Original: Los inmortales
  • Publicado en: Los Anales de Buenos Aires, febrero de 1947

Nuevo en Lecturia

Guy de Maupassant - Loco

Guy de Maupassant: ¿Loco?

En «¿Loco?», cuento de Guy de Maupassant publicado en 1882, un hombre atormentado narra su obsesión enfermiza por una mujer que lo domina emocionalmente y por la que siente una
Abelardo Castillo - La mujer de otro

Abelardo Castillo: La mujer de otro

En «La mujer de otro», cuento de Abelardo Castillo, un hombre visita a otro, en el hogar que compartía con Carolina, su esposa. La vivienda, ubicada en Floresta, refleja una
Robert Bloch - El vampiro estelar

Robert Bloch: El vampiro estelar

«El vampiro estelar», cuento de Robert Bloch dedicado a H.P. Lovecraft, narra la historia de un escritor fascinado por lo desconocido y lo siniestro. En su búsqueda de inspiración para