Emily Brontë: Cumbres Borrascosas. Resumen y análisis

«Cumbres Borrascosas», la única novela de Emily Brontë, es una historia de amor, traición y venganza ambientada en las sombrías y ventosas landas de Yorkshire. La narrativa se centra en la relación tumultuosa entre Heathcliff, un joven oscuro y apasionado adoptado por la familia Earnshaw, y Catherine Earnshaw, la hija impetuosa de la familia. Desde su infancia, Heathcliff y Catherine desarrollan un vínculo profundo, marcado tanto por la comprensión mutua como por la discordia social y personal. A medida que crecen, su amor se ve obstaculizado por las convenciones sociales, los malentendidos y el orgullo, desencadenando una serie de eventos que afecta trágicamente no solo a sus propias vidas sino también a las de las generaciones futuras.

Emily Brontë - Cumbres Borrascosas. Resumen y análisis - Imagen 1
Emily Brontë – Cumbres Borrascosas. Resumen y análisis – Imagen 1

Resumen del libro «Cumbres Borrascosas» de Emily Brontë

«Cumbres Borrascosas», obra publicada en 1847 por Emily Brontë, es una novela que se adentra en las profundidades de las pasiones humanas a través de una narrativa compleja y emotiva. La historia se desarrolla en dos fincas, Cumbres Borrascosas y La Granja de los Tordos, en las brumosas landas de Yorkshire, Inglaterra.

La novela comienza en 1801 cuando el Sr. Lockwood, un caballero que alquila La Granja de los Tordos, visita a su arrendador, Heathcliff, en Cumbres Borrascosas. Intrigado por la hosca y melancólica atmósfera de la casa y sus habitantes, Lockwood solicita a su ama de llaves, Nelly Dean, que le relate la historia de Heathcliff y la finca.

Nelly relata cómo el viejo Sr. Earnshaw, padre de Hindley y Catherine, trajo a Heathcliff, un niño vagabundo, a Cumbres Borrascosas. Heathcliff y Catherine forman un lazo inquebrantable, mientras que Hindley siente desprecio hacia Heathcliff. Tras la muerte del Sr. Earnshaw, Hindley hereda la propiedad y reduce a Heathcliff a la condición de sirviente, intensificando su amargura.

Catherine, por su parte, se enamora de Heathcliff, pero decide casarse con Edgar Linton, un hombre de clase alta y buenos modales, creyendo que esto mejorará su posición social y ayudará a Heathcliff. Heathcliff, desolado y furioso, abandona Cumbres Borrascosas.

Heathcliff regresa años después, rico y con deseos de venganza. Compra las hipotecas de Cumbres Borrascosas y se casa con Isabella, la hermana de Edgar Linton, para humillar a Catherine. La relación entre Catherine y Heathcliff sigue siendo intensamente apasionada y destructiva, culminando en la muerte de Catherine tras dar a luz a la hija de Edgar, Cathy.

La venganza de Heathcliff se extiende a la siguiente generación. Tras la muerte de Isabella, su hijo Linton es usado por Heathcliff para asegurarse La Granja de los Tordos, al casarlo con la joven Cathy. Por su parte, Hindley muere, dejando a su hijo Hareton en manos de Heathcliff, quien lo despoja de educación y herencia.

El odio y la venganza de Heathcliff comienzan a disminuir cuando observa la creciente afinidad entre Cathy y Hareton, un reflejo de su propio amor perdido con Catherine. En sus últimos días, Heathcliff se vuelve obsesivo con el recuerdo de Catherine, perdiendo interés en sus planes de venganza y finalmente muere.

La historia concluye con una nota de redención y esperanza. Cathy y Hareton, liberados de la tiranía de Heathcliff, planean casarse y restaurar la armonía en Cumbres Borrascosas y La Granja de los Tordos. La novela cierra con la muerte de Heathcliff y la insinuación de que él y Catherine estarán juntos en la muerte, como no pudieron estarlo en vida.

Autor de Cumbres Borrascosas

Emily Brontë, nacida el 30 de julio de 1818 en Thornton, Yorkshire, Inglaterra, fue una escritora británica reconocida por su única novela, «Cumbres Borrascosas». Hija de Patrick Brontë, un clérigo de origen irlandés, y Maria Branwell Brontë, Emily fue la quinta de seis hermanos, entre los que destacan también sus hermanas Charlotte y Anne Brontë, ambas renombradas escritoras.

La infancia de Emily estuvo marcada por la pérdida y la imaginación. Tras la muerte de su madre en 1821, las hermanas Brontë crearon mundos ficticios y escribieron historias complejas, lo que fomentó su temprana inclinación hacia la literatura. Emily recibió educación en el hogar y, por un breve periodo, en la escuela de Clergy Daughters en Lancashire, experiencia que no fue del todo positiva debido a las duras condiciones del internado.

Emily Brontë se caracterizó por ser una mujer reservada y enigmática, con una fuerte conexión con la naturaleza y una preferencia por la soledad. Trabajó como maestra y gobernanta por cortos periodos, aunque estos roles no se ajustaban a su carácter introspectivo. Su verdadera pasión siempre fue la escritura y la vida en Haworth, donde pasó la mayor parte de su existencia.

«Cumbres Borrascosas», publicada por primera vez en 1847 bajo el seudónimo de Ellis Bell, es la única novela de Emily Brontë y una obra fundamental en la literatura inglesa. La novela, inicialmente recibida con opiniones mixtas debido a su retrato crudo y apasionado de la naturaleza humana, ha ganado con el tiempo un estatus icónico. Diferente de las obras de sus hermanas, «Cumbres Borrascosas» se destaca por su estructura narrativa innovadora, su exploración profunda de las emociones y pasiones humanas, y su detallada descripción de los paisajes de Yorkshire, que reflejan el carácter melancólico y salvaje tanto de los personajes como de la historia.

La novela sobresale en el contexto de la obra de la familia Brontë por su intensidad y originalidad. Mientras que las novelas de Charlotte y Anne se adhieren más a las convenciones sociales y morales de la época, «Cumbres Borrascosas» se atreve a explorar aspectos más oscuros y turbulentos del alma humana, lo que la convierte en una obra única en el canon literario del siglo XIX.

Emily Brontë falleció el 19 de diciembre de 1848, a la edad de 30 años, probablemente debido a la tuberculosis. A pesar de su corta vida y su escasa producción literaria, dejó una huella imborrable en la literatura con «Cumbres Borrascosas», una obra que continúa resonando y siendo reinterpretada en distintas formas culturales hasta el día de hoy.

Personajes de Cumbres Borrascosas

Heathcliff: Es el personaje central de la novela, un huérfano acogido por la familia Earnshaw. Su personalidad es compleja y multifacética; comienza como un niño desprotegido y se convierte en un hombre obsesionado por la venganza y el amor. Heathcliff representa la pasión indómita y la rebeldía contra las normas sociales. A lo largo de la historia, su amor por Catherine Earnshaw lo consume, transformándolo en un ser amargado y vengativo.

Catherine Earnshaw: Hermana de Hindley y alma gemela de Heathcliff. Catherine es una figura igualmente compleja; es salvaje, orgullosa y apasionada. Su amor por Heathcliff es profundo, pero se ve dividida entre su pasión y su deseo de ascenso social, lo que la lleva a casarse con Edgar Linton. Su carácter caprichoso y su incapacidad para reconciliar sus sentimientos y deseos son cruciales para el desarrollo de la trama.

Edgar Linton: Vecino de los Earnshaw y, con el tiempo, esposo de Catherine. Edgar es todo lo contrario a Heathcliff: educado, refinado y perteneciente a la clase alta. Sin embargo, su amor por Catherine es sincero, aunque no pueda competir con la intensidad de la relación entre ella y Heathcliff.

Isabella Linton: Hermana de Edgar, que se enamora imprudentemente de Heathcliff y acaba casándose con él. Su relación es una de abuso y manipulación, que finalmente la lleva a huir. Isabella representa la inocencia y la ingenuidad, y su trágica historia es un eco de la destrucción que Heathcliff trae a quienes lo rodean.

Hindley Earnshaw: Hermano de Catherine, que desarrolla un odio profundo hacia Heathcliff desde temprana edad. Su vida es una espiral descendente de alcoholismo y venganza, lo que finalmente lo lleva a la ruina. Hindley es un ejemplo de cómo el odio y la envidia pueden destruir a una persona.

Hareton Earnshaw: Hijo de Hindley, despojado de su herencia y educación por Heathcliff. A pesar de su crianza brutal, Hareton mantiene un buen corazón y es capaz de amar, lo que se evidencia en su relación con la joven Cathy.

Cathy Linton: Hija de Catherine y Edgar, posee rasgos de ambos padres. Su vida está marcada por la manipulación de Heathcliff, pero su espíritu es fuerte y finalmente encuentra amor y felicidad con Hareton, simbolizando la esperanza y la posibilidad de redención.

Linton Heathcliff: Hijo de Heathcliff e Isabella, es débil tanto física como emocionalmente. Utilizado como peón en la venganza de su padre, su matrimonio forzado con Cathy marca otro capítulo en la trágica historia de las familias Earnshaw y Linton.

Emily Brontë - Cumbres Borrascosas. Resumen y análisis - Imagen 2
Emily Brontë – Cumbres Borrascosas. Resumen y análisis – Imagen 2

El escenario de la historia

La novela se desarrolla en dos fincas principales situadas en las landas de Yorkshire, un condado en el norte de Inglaterra. Estas dos fincas son Cumbres Borrascosas y La Granja de los Tordos.

  1. Cumbres Borrascosas: Esta finca da nombre a la novela; es el hogar de la familia Earnshaw y, posteriormente, de Heathcliff. Es descrita como una casa antigua y sólida, con un ambiente sombrío y en cierto modo siniestro, reflejando y amplificando los aspectos más oscuros de la trama y de sus habitantes. Su aislamiento y la rudeza del clima circundante contribuyen a la atmósfera de desolación y pasión tempestuosa que caracteriza a la novela. Cumbres Borrascosas es un lugar donde los conflictos emocionales se intensifican, y su áspero entorno es un reflejo palpable del tumultuoso interior de los personajes.

  2. La Granja de los Tordos: En contraste, La Granja de los Tordos, el hogar de la familia Linton y luego de Cathy (la hija de Catherine y Edgar), representa la civilización, la tranquilidad y el orden. Es una residencia más acogedora y cómoda, ubicada en un entorno menos salvaje. Este lugar simboliza un refugio de la tempestad emocional y física de Cumbres Borrascosas, aunque no está exento de sus propias tragedias y conflictos.

La elección de Yorkshire, con sus vastas landas abiertas, cielos grises y clima impredecible, es fundamental para el tono de la novela. Estas landas, a menudo envueltas en brumas y azotadas por el viento, no solo proporcionan un telón de fondo dramático para la historia, sino que también reflejan el estado de ánimo de los personajes y la naturaleza de sus relaciones. La dureza del paisaje y el clima son un espejo de las turbulentas emociones humanas que se exploran en la novela.

Temas principales en el argumento de Cumbres Borrascosas

Emily Brontë aborda en «Cumbres Borrascosas» una variedad de temas complejos y profundos, reflejando las preocupaciones y obsesiones de su época, así como aspectos universales de la experiencia humana. Entre estos destacan:

  1. Amor y obsesión: El amor, en sus diversas formas, es el eje central de «Cumbres Borrascosas». La relación entre Heathcliff y Catherine Earnshaw es la más representativa del tema. Su amor es profundo, apasionado y, en última instancia, destructivo. Este amor va más allá de la mera atracción romántica; se convierte en una obsesión que consume y destruye no solo a los amantes sino también a las generaciones siguientes. Brontë explora cómo el amor puede trascender la muerte y cómo la obsesión puede conducir a la venganza y la crueldad. Este amor obsesivo es contrastado con formas más benignas de amor, como el cariño gradual que surge entre Cathy (hija de Catherine) y Hareton, lo que sugiere la posibilidad de un amor redentor y saludable.

  2. Venganza y ciclos de Violencia: La venganza es otro tema central en la obra. Heathcliff, humillado y maltratado en su juventud, regresa a Cumbres Borrascosas con el objetivo de vengarse de aquellos que lo perjudicaron. Su venganza se extiende a la siguiente generación, perpetuando un ciclo de violencia y sufrimiento. Brontë examina cómo la venganza puede deformar el carácter y el alma, y cómo el deseo de venganza puede convertirse en una fuerza autodestructiva que corrompe y consume todo a su paso.

  3. Diferencias sociales y ambición: Las tensiones de clase social son un tema recurrente en la novela. La historia se desarrolla en un momento en que las estructuras de clase en Inglaterra estaban muy marcadas. Catherine Earnshaw elige casarse con Edgar Linton en parte debido a su posición social, lo que lleva a la tragedia y al conflicto en la novela. La ambición de ascenso social y sus consecuencias se exploran a través de las decisiones de varios personajes. Además, la historia de Heathcliff, que pasa de ser un niño sin hogar a un hombre adinerado y poderoso, plantea preguntas sobre la movilidad social y la manera en que la sociedad percibe y trata a las personas según su origen y estatus.

Estilo y técnicas de escritura utilizados por Emily Brontë en Cumbres Borrascosas

La narrativa y el estilo de escritura de «Cumbres Borrascosas» son elementos distintivos que contribuyen significativamente a la experiencia del lector. La novela se caracteriza por su estructura narrativa compleja y el uso de técnicas literarias que profundizan en la trama y en el desarrollo de los personajes.

  1. Narradores múltiples y marco narrativo: La historia es contada principalmente a través de dos narradores. El primero es Mr. Lockwood, un inquilino en La Granja de los Tordos, quien se convierte en el receptor de la historia de Cumbres Borrascosas. El segundo y más importante narrador es Nelly Dean, la ama de llaves, quien relata la mayor parte de la historia a Lockwood. Esta estructura de «narración enmarcada» permite que la historia se desarrolle a través de diferentes perspectivas, añadiendo profundidad y complejidad a la narrativa.
  2. Uso de flashbacks: La técnica de los flashbacks es esencial en la novela. La historia de Heathcliff, Catherine y los demás personajes se revela gradualmente a través de los recuerdos de Nelly Dean. Esta técnica permite explorar el pasado de los personajes y cómo este influye en los eventos actuales.
  3. Realismo y simbolismo: Brontë emplea un estilo que combina el realismo con el simbolismo. La descripción detallada de los entornos y la psicología de los personajes proporciona un fuerte sentido de realismo. Al mismo tiempo, utiliza el simbolismo, especialmente en la representación del entorno natural, para reflejar las emociones y relaciones de los personajes.
  4. Elementos góticos: La novela contiene elementos góticos, como la mansión aislada y en ruinas (Cumbres Borrascosas), las atmósferas opresivas, y las pasiones intensas y a menudo destructivas. Estos elementos contribuyen a crear un tono oscuro y misterioso que permea toda la historia.
  5. Perspectiva y fiabilidad del narrador: La elección de Nelly Dean como narradora principal es particularmente interesante. Aunque es una observadora cercana de los eventos, su relato está teñido por sus propias opiniones y prejuicios. Esto plantea preguntas sobre la fiabilidad de su narración y anima al lector a cuestionar la objetividad de lo que se cuenta.
  6. Diálogos y dialecto regional: Brontë utiliza diálogos y dialecto regional para dar autenticidad a sus personajes y al entorno. Esta elección estilística no solo refuerza la ambientación geográfica de la novela, sino que también añade realismo a los personajes y sus interacciones.

Contexto histórico y cultural de la novela.

El contexto histórico y cultural de «Cumbres Borrascosas» es esencial para comprender la novela en su plenitud. Escrita y publicada en la era victoriana, en 1847, la obra refleja varios aspectos de este período crucial en la historia de Inglaterra.

  1. Era victoriana: La época victoriana, nombrada así por la reina Victoria, quien reinó desde 1837 hasta 1901, fue un período de profundos cambios sociales, políticos y tecnológicos. Se caracterizó por un rígido código moral, una gran expansión del Imperio Británico, y avances significativos en la industrialización. Aunque «Cumbres Borrascosas» no aborda directamente estos cambios, el contexto victoriano influye en la representación de temas como las diferencias de clase, el género y la moralidad en la novela.

  2. Clases y movilidad social: Durante la era victoriana, la estructura de clases era un aspecto central de la sociedad. La movilidad social era limitada, y el estatus social y la riqueza dictaban en gran medida las relaciones y oportunidades individuales. En «Cumbres Borrascosas», la tensión entre clases es evidente en la relación entre los personajes de diferentes orígenes, como el ascenso de Heathcliff desde un estado de desamparo hasta convertirse en un hombre rico y en su relación con los Linton y los Earnshaw.

  3. El rol de la mujer: La condición de la mujer en la sociedad victoriana era compleja. A pesar de que la reina Victoria era una mujer, la mayoría de las mujeres tenían derechos y libertades limitados. En la novela, el personaje de Catherine Earnshaw ilustra las limitaciones impuestas a las mujeres, particularmente en términos de matrimonio y libertad personal.

  4. Literatura de la época: «Cumbres Borrascosas» se distingue de otras novelas victorianas por su tratamiento audaz de temas como la pasión desenfrenada, la violencia y la venganza. En una época donde prevalecía la literatura romántica y moralista, la obra de Brontë fue una innovación tanto en estilo como en contenido.

  5. Influencias románticas y góticas: La novela combina elementos del Romanticismo, con su énfasis en la emoción y la naturaleza, y del Gótico, con su uso de lo sobrenatural y lo macabro. Estas influencias reflejan las tendencias literarias de la época, pero llevadas a un extremo que desafió las normas contemporáneas.

  6. Paisaje de Yorkshire: El entorno físico en el que vivió Emily Brontë, las landas de Yorkshire, tiene una presencia poderosa en la novela. Este paisaje, con su belleza salvaje y a menudo sombría, influye notablemente en el tono y la atmósfera de la obra.
Emily Brontë - Cumbres Borrascosas. Resumen y análisis - Imagen 3
Emily Brontë – Cumbres Borrascosas. Resumen y análisis – Imagen 3

Comentario final sobre Cumbres Borrascosas de Emily Brontë

«Cumbres Borrascosas», libro de Emily Brontë, más que una simple novela del siglo XIX, es una exploración profunda de las pasiones humanas y de cómo estas pueden forjar y, a la vez, destruir vidas. La obra desafía las convenciones de su tiempo, tanto en contenido como en forma, ofreciendo una visión inquietante y poco convencional del amor, el odio y la venganza. Es una historia que, lejos de ofrecer confort, sumerge al lector en un mundo donde las emociones más extremas gobiernan y moldean el destino de sus personajes.

En su centro, «Cumbres Borrascosas» presenta un amor que trasciende los límites de la moralidad y la racionalidad. La relación entre Heathcliff y Catherine es un torbellino de pasión y destrucción, un amor que no se conforma con las barreras sociales ni con las convencionales nociones de bien y mal. Brontë explora la naturaleza obsesiva del amor y cómo este puede convertirse en una fuerza destructiva. La intensidad de este amor es tal que pervive más allá de la muerte, una idea que desafía las convenciones religiosas y sociales de la época victoriana.

La novela también se adentra en el tema de la venganza, personificada en la figura de Heathcliff. Su retorno a Cumbres Borrascosas es el comienzo de una serie de actos retributivos que afectan no solo a sus contemporáneos, sino también a la generación siguiente. A través de Heathcliff, Brontë examina cómo la venganza puede consumir y corromper el alma, convirtiendo a una víctima en victimario. Esta exploración de la naturaleza cíclica de la violencia y el odio es una de las más crudas y realistas de la literatura de la época.

El uso del entorno, las landas de Yorkshire, como un reflejo del estado emocional de los personajes, es otro aspecto en el que Brontë destaca. La naturaleza salvaje y desolada de las landas sirve como un espejo del alma torturada de Heathcliff y del desorden interno de los demás personajes. Esta interacción entre el paisaje y el estado emocional añade una dimensión simbólica a la novela, elevándola más allá de una simple narración de eventos.

Desde una perspectiva literaria, la estructura narrativa de «Cumbres Borrascosas» es notable. La elección de Brontë de utilizar narradores múltiples y no completamente fiables no solo crea un sentido de misterio y ambigüedad, sino que también permite una exploración más profunda de los personajes y sus motivaciones. Esta técnica, innovadora para su tiempo, desafía al lector a cuestionar la objetividad de la narración y a buscar su propia verdad en la historia.

En términos de su impacto y legado, «Cumbres Borrascosas» se erige como una obra que desafió las normas de su tiempo y que continúa resonando en la actualidad. La habilidad de Brontë para explorar las profundidades de la psique humana, su uso innovador de la estructura narrativa y su representación sin concesiones de la pasión y la venganza, hacen de esta novela mucho más que un clásico literario; es una exploración sin tiempo de la condición humana.

En conclusión, «Cumbres Borrascosas» logra lo que parece ser su principal objetivo: presentar una historia en la que las emociones humanas no están moderadas ni diluidas. Brontë ofrece un retrato crudo y sin adornos de la pasión, el amor y el odio, desafiando al lector a enfrentarse a la complejidad y a menudo a la oscuridad del alma humana. La novela no solo es una pieza clave de la literatura del siglo XIX, sino también un estudio atemporal sobre la naturaleza humana, un estudio que sigue siendo relevante en el mundo contemporáneo.

Emily Brontë - Cumbres Borrascosas. Resumen y análisis - Imagen 2
  • Autor: Emily Brontë
  • Título: Cumbres Borrascosas
  • Título Original: Wuthering Heights
  • Publicado por: Thomas Cautley Newby
  • Año: 1847
Compartir:

Deja un comentario