Nicomedes Guzmán

Nicomedes Guzmán: Rapsodia en luz mayor

HABIA SIDO UNA noche de amargura, de sobresaltos y de obscuros sentimientos humedecidos por lágrimas trituradas a recio diente de corazón. Fue como un agitado rielar sobre una línea marítima turbulenta, sinuosa. Cuando, de súbito, creyó experimentar el contacto dulce de la calma en los contornos de su espíritu; cuando quizá por qué mero favor …

Leer másNicomedes Guzmán: Rapsodia en luz mayor

Nicomedes Guzmán

Nicomedes Guzmán: La ternura

¡HOJALATERIA qué componeee… le!… Rengueando, rengueando, el viejecillo voceaba cansadamente, mirando a todos lados, deseoso de que una seña humana cualquiera le indicara la posibilidad de alguna pequeña ganancia. El ansia ferviente de que siquiera en estas postreras horas del día la suerte se apiadara de su decrepitud, de su adulta orfandad y de su …

Leer másNicomedes Guzmán: La ternura

Nicomedes Guzmán

Nicomedes Guzmán: El pan bajo la bota

TODO un mundo de estrellas constelaba mi cabeza en los momentos en que comencé a penetrar en mi pobre barrio. Mi pobre y admirable barrio. Caserío sin buenas luces, pero desde cuyo corazón podía mirarse mejor el cielo que parecía apuntalado por la veterana gallardía de algunos álamos y eucaliptos. —¡Tan tarde que vienes, m’hijo! …

Leer másNicomedes Guzmán: El pan bajo la bota

Nicomedes Guzmán

Nicomedes Guzmán: Aún quedan madreselvas

¡ELVIRA! Sentado al borde del desordenado lecho, las manos rudas, huesosas, sobre las rodillas, el hombre habló apenas, temblequeantes los labios que parecían esmerarse en guardar la orfandad de las encías desdentadas. Tenía los ojos hundidos, brillantes de una expresión tierna, dulce, piadosa; expresión que esos labios no osarían decir. Pasó un rato. Había en …

Leer másNicomedes Guzmán: Aún quedan madreselvas