Juan Radrigán

Juan Radrigán: Difusa esperanza

Totalmente ebrio, Horacio busca sin resultado algo de comer. Es más de la una de la madrugada, pero eso no le importa. Piensa que una buena esposa debe esperar siempre al marido con comida. Uno se casa porque necesita amor y comprensión y estímulo, uno no puede ir por esta extraña cosa que se llama …

Leer másJuan Radrigán: Difusa esperanza

Juan Radrigán

Juan Radrigán: Crepúsculo

Hace muy poco que han tomado las onces, pero doña Rosa ya está pelando papas para la comida. Lo hace cuidadosamente. Después que las monda las da vueltas entre sus toscas manos, buscándoles los ojos; mete el cuchillo de punta y los arranca con gran precisión. Luego, las examina por última vez y las deja …

Leer másJuan Radrigán: Crepúsculo

Juan Radrigán

Juan Radrigán: El asesino

Susana у Luis, humildes y desesperados, esperan. La Posta es estrecha y limpia, violentamente iluminada: afuera, la noche es negra y fría, otra vez llueve, desde adentro se escucha el desolado sollozar del viento arrastrándose por las calles mojadas: alguien pasa de cuando en cuando, rápido y encorvado bajo la lluvia, como fantasma que huye …

Leer másJuan Radrigán: El asesino

Juan Radrigán

Juan Radrigán: La madre de Juan

Día. Don Miguel está sacudiéndoles el polvo a unas revistas, cuando entra la vieja. Una rápida ojeada le basta para calificarla: una pordiosera. —¡No hay plata, no hay plata! —dice entonces, moviendo aparatosamente los brazos. —Caballero —dice ella, como si no le hubiese oído—, querría comprar una novela. —¿Usted? —Sí, aquí traigo la plata —se …

Leer másJuan Radrigán: La madre de Juan